ALMEDINILLA EN ITÁLICA VIVA

Almedinilla en las Jornadas de Recreación histórica “Itálica Viva”. El grupo de arqueología musical “Skolion” y expresión corporal “Somnus” llevan a cabo la recreación histórica “El último viaje a Roma”, en colaboración con el actor almedinillense Rafael Molina.

Almedinilla en las Jornadas de Recreación histórica "Itálica Viva". El grupo de arqueología musical "Skolion" y expresión corporal "Somnus" llevan a cabo la recreación histórica "El último viaje a Roma", en colaboración con el actor almedinillense Rafael Molina.
 
El proyecto de nuestro artista Francisco Cortés comienza a ser apreciado y valorado más allá de nuestra subbética cordobesa. Su trabajo de investigación sobre los sonidos, los instrumentos y la música de la época clásica está siendo ya reconocido por el gran público.
Este pasado fin de semana se han desarrollado en el importante yacimiento arqueológico de Itálica (Sevilla) unas jornadas de recreación histórica denominadas Itálica Viva. En ellas participó Kiko Cortés impartiendo una conferencia sobre la elaboración de instrumentos de la época clásica siguiendo técnicas y materiales de hace 2000 años el sábado 7 de noviembre. Es una labor extremadamente difícil de desarrollar, pero un luthier (constructor y afinador de instrumentos) como Paco Cortés no sólo ha cumplido bien su cometido divulgativo, resultado de su trabajo silencioso, sino que encandiló en el debate posterior a la charla a la habían acudido una cincuentena de personas. 
Al día siguiente, domingo 8 de noviembre, tuvo lugar la parte práctica de la presencia de Almedinilla en Itálica. Unas 40 personas de nuestra localidad coordinadas y dirigidas por Paco Cortés, ofrecieron un elaborado espectáculo de recreación histórica y musical con la presencia del grupo de arqueología musical Skolion, del de expresión corporal Somnus, además de un puñado de voluntarios, y de nuestra joven promesa de la escena Rafael Molina Vega, que actuaba con éxito ante un público numeroso y entendido en un entorno único, las ruinas del teatro romano de Itálica.
Más de medio millar de personas desafiaron al inclemente sol del mediodía sevillano, y lo intempestivo de la hora (13.30), para disfrutar de un evento único en su tipo en España.
Esperamos que iniciativas como la de nuestro paisano Kiko Cortés den ejemplo a nuestros vecinos y generen un clima de aún mayor participación e implicación en el disfrute y la conservación del patrimonio y el conocimiento histórico de nuestro pasado y nuestros recursos patrimoniales. Este es un claro ejemplo de un trabajo hecho con esfuerzo, sin estridencias, con tesón y efectividad para la difusión de la cultura y la historia de Almedinilla.
 
 
Fran Vicente